jueves, 10 de mayo de 2018

 “MATCH POINT AL RUIDO” 

¿Nos ayudas a reducir el ruido en las aulas con pelotas de tenis?

¿Sabes cómo afecta el ruido en las escuelas? La contaminación acústica o sonora es la 1ª causa de contaminación ambiental en Francia y la 4ª en España, afectando en gran medida a nuestra calidad de vida. Más de 9 millones de españoles soportamos a diario niveles de ruido superiores a lo recomendado por la OMS. El ruido es un enemigo “extraño” que se ha instalado en nuestras agitadas vidas sin darnos apenas cuenta. Nos hemos acostumbrado a convivir con él y cada vez es más complicado encontrar espacios de silencio en las grandes ciudades. 

En las escuelas este problema se agrava y numerosos estudios certifican que el exceso de ruido en los centros educativos tiene graves consecuencias para el alumnado y profesorado. 

El exceso de ruido perjudica el rendimiento escolar de los niños/as dificultando los procesos de atención y aprendizaje. De hecho, la contaminación acústica está relacionada con el fracaso escolar y con la reducción del desarrollo cognitivo infantil, provocando dificultades en el lenguaje, sociales y del sueño, entre otras. 

El silencio, en cambio, favorece la neuroplasticidad del cerebro, facilita el desarrollo de la memoria, permite la concentración y la consolidación de conocimientos. En definitiva, potenciándolo en la escuela, estamos generando equilibrio emocional

Reducimos el ruido del aula con pelotas de tenis: “MATCH POINT AL RUIDO” 

La solución al problema de la contaminación acústica de nuestras aulas es responsabilidad de todos/as, por ese motivo es importante la concienciación y en especial la prevención. 

El objetivo del proyecto “Match point al ruido” consiste en tratar de reducir uno de los ruidos más molestos de la escuela: el originado por el arrastre de sillas y mesas en el aula. 

E inspirándonos en algunos colegios públicos que ya han implantado esta iniciativa con verdadero éxito, colocaremos pelotas de tenis o pádel usadas en las patas de las sillas y mesas de las aulas., de forma que al arrastrarlas sean completamente insonoras. Dicen que reduce la contaminación sonora en un 70%.


Se trata de una idea sencilla, económica y muy efectiva. Sólo se necesita la implicación y colaboración de las familias en la colecta de pelotas y en la posterior colocación. 

¡¡Esperamos recolectar muuuuuuuchas pelotas y conseguir las suficientes para cubrir todas las aulas del colegio!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario